Un pequeño mar

Enséñame las riquezas de tus sueños, yo no soy inmune a la magia de tus encantos.

Quiéreme con todos mis defectos, porque junto a ellos también encontrarás mis virtudes.

Ámame como soy, sé que todavía se puede.

No imaginé que este sentimiento pueda crecer tanto, ¿debo arrancarlo? ¿Debo matarlo? ¿Debo guardarlo?

Te amo, y esa palabra es tan simple para la complejidad que mueve a este ser. ¿Esto es real?

De no ser real, tengo miedo que la ilusión proyectada se desvanezca.

Ahora tengo miedo de caer en esos estados que se llama perder a la persona amada; pero podría sobrevivir con ello y seguir pintando…

Gracias por tener mis colores, tenlos en señal de lo que existe y lo que no existe.

En cualquier momento, dejaré de ser real.

No te daré las gracias una vez más, esa parte la dejé clara en los segundos oportunos.

No sé cuán oportuno sea esto…

Mi amor, te extraño un montón.

Ya no usaré “millón”, eso es tuyo, antes de conocer millón decía y digo montón.

Es parte de separar lo que podría dolerme y es que cada palabra tiene un significado; aunque confieso que no todo lo que escribo logro recordar.

Discúlpame si te he lastimado u ofendido… Como he dicho desde conocerte, puedes contar conmigo mientras pueda o mientras exista.

– Annette C.M,2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s