Así empieza Buenos Aires 

​Una mujer devota 

toca un santo sin 

disimulo.

Al costado un hombre 

quieto, mira 

el suelo como si ni lo viera. 

Atrás una señora 

con historias de hambre y

en su ritmo de “hincha pelotas”

Y yo …

Con frío. 

Café en mano

con siete grados marcando. 

¡Rayos!

¿Qué locura me anda rodeando?

El ambiente frío 

nos está agarrando 

Vamos pasando a ser viejos 

oxidados por el frío, 

O en su defecto  fríos y viejos

muertos y otros sin abrigo. 

¿Qué anda pasando? 

Conversaciones nuevas estoy 

Escuchando. 

De bolas,pelotas 

Más que coloquial que 

normal es lo que se está  

palpando. 
Así  amanece Buenos Aires, 

Con frío,gente actuando.

Como siempre. 

Pero yo …en sorpresa 

De su normalidad desafiante. 

Así empieza un día acá. 

Con rostros nuevos 

Con paisajes  fríos 

Y por supuesto mi café en mano,

pero de otro lado mi libro al costado. 

Así empieza Buenos Aires, 

Siendo normal y fría 

por temporadas que  ni serían. 

Así empieza acá, 

diferente a Guayaquil,  

desde la gente 

hasta los siete grados 

que allá ni en chiste 

pude probar.